Facebook Twitter Google +1     Admin

Mellizas trabajan por la seguridad en Manabí

20140227031414-img1393466521590-1393466592712-s.jpgPortoviejo.- Como una fotocopia es la vida de Carmen y Verónica Pazmiño, mellizas que sirven a la Patria, formando parte de la Policía Nacional. Son las únicas mellizas en Manabí que laboran en la institución policial.  Viven similar caso que los gemelos policías Héctor y Bolívar Zambrano que también trabajan en la provincia. Son dos gotas de agua, es como si existieran hologramas. A diario deben saludar a personas que quizás la una conoce, pero la otra no.

La diferencia entre las policías Pazmiño y los hermanos Zambrano es que ellas son mellizas, es decir nacieron de diferentes placentas, mientras que ellos se formaron en la misma placenta del vientre materno.

“No pensamos iguales, como suele decir la gente, pero nos cuidamos mucho. Decidimos ser policías porque nos gustó. De nuestros siete hermanos ninguno ha seguido esta profesión como nosotras”, indicó Carmen. 

Ellas son oriundas de Lago Agrio, capital de la provincia de Sucumbíos.  Actualmente radican en Santo Domingo de los Tsáchilas y laboran en Manabí.

Inicios en la vida policial
Fue Verónica la que comenzó con la idea de ser policía. “Me decía hagamos esto.  Me hizo emocionar con la idea. Primero no le dijimos a nuestros padres; comenzamos los trámites, nos metimos en internet, investigamos y cuando nos salió el proceso, les dijimos a ellos para que nos apoyaran y así fue”, recuerda Carmen.

Ambas estudiaron en la Escuela de Formación Policial, Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPMA) de Quito.  Ya llevan dos años como gendarmes. Comenzaron a laborar juntas en el pelotón. Ahora Carmen realiza su trabajo en la UPC San Gregorio de Portoviejo, en el área de Servicio de Atención Ciudadana. Mientras que Verónica primero estuvo en la UPC Nuevo Portoviejo.  Ahora está en la UPC Estancia Vieja de la capital manabita.

“Es un orgullo ser policía, porque me gustar servir. Hay muchas mujeres que me preguntan cómo es estar en la Policía Nacional, yo les doy consejos para que apliquen porque esta institución es muy bonita”, indicó Carmen.

Una pulsera que las diferenciaba
Lo que diferencia físicamente a las mellizas es que Verónica es más trigueña. Carmen tiene un lunar tipo mancha solar en el cuello, mientras que Verónica tiene ese mismo lunar pero en la espalda. Carmen nació 15 minutos después. En la actualidad, es un poco más delgada que Verónica.

“En el Comando siempre nos han confundido. En la escuela de Policía también fue igual y para diferenciarnos,  mi teniente me hizo usar una pulsera con los colores de la Policía Nacional. Allí ya sabían que la que no tenía pulsera era mi hermana Carmen”, indicó Verónica.

 La aspiración de ellas es llegar hasta el rango de sargento.  A sus 27 años de edad piensan con el tiempo, quizá casarse.

- “Es importante el trabajo diario de ellas por sus capacidades intelectuales y en las situaciones operativas para tratar de controlar los incidentes. La igualdad de género es trascendental”, dijo el mayor, Wilman Aceldo, jefe de Antinarcóticos en el distrito Portoviejo.

 “La inclusión de la mujer dentro de la Policía Nacional es una decisión que tiene como unos 10 a 15 años. Es bueno que en las filas policiales estén  damas, debido a que se beneficia la parte operativa y el rol nuevo de la Policía Comunitaria porque hay temas que solamente los puede entender una mujer. Por su rol de ser madre posee características más arraigadas como la honestidad y la nobleza”, indicó el mayor Rodrigo Hidalgo, jefe de la Unidad Zonal de Administración de Talento Humano. FUENTE: Redacción Manabí-Ministerio del Interior.

Miércoles, 26 de Febrero de 2014 21:14. Islas Galápagos ;?>

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris