Facebook Twitter Google +1     Admin

Lelia Valdivieso exaltó trayectoria de maestras

20150916165422-2015-09-16-09.46.08.jpg@AdrianaMezaV 
La gratitud y el afecto, nos reúnen aquí esta noche, para rendir homenaje a nuestras queridas y recordadas maestras del Colegio Nacional Manta:

Lic. Elvia Navarro de Suárez, ex Rectora; Dra. Rosalía Benítes de Zambrano, ex Rectora; Lic. Olga Bowen de Aguayo, ex Inspectora General; y, a nuestra maestra, Lic. Margarita Mejía de Kaviedes. Para ustedes: por su dedicación, por su compromiso y por su labor muy valiosa, muchas gracias.

Sea igualmente la oportunidad, para hacer algunas reflexiones sobre lo que, sin duda, es un apostolado de profunda influencia en nuestra formación:

Hoy nos encontramos aquí reunidos para exaltar la labor de nuestras queridas maestras:
Como no recordar el caminar pausado y la mirada serena de doña Elvia Navarro de Suárez, nuestra rectora de esa época, que dedicó sus mejores esfuerzos para llevar adelante el Colegio Nacional Manta, institución educativa emblemática de nuestra ciudad, donde se han formado grandes y distinguidas mujeres de este cantón. 

Aún llevo en mi memoria, cuando la Lic. Rosalia Benites de Zambrano, nos enseñaba a dibujar las letras, cada plana y cada copia nos dejaba con la práctica para dibujar los rasgos de cada una de las letras del alfabeto; también llegan a mi mente las interminables reglas ortográficas y la conjugación de los verbos. Entre presentes, pretéritos y futuros, pasamos por las aulas de la mano de esta gran maestra, que creía lo que enseñaba y se emocionaba cuando hablaba.

Como no recordar a Doña Olga Bowen de Aguayo, nuestra inolvidable Inspectora General, cada lunes en la formación, en los ejercicios matutinos para tomar distancia; cada recreo, ella era la encargada de que no tardáramos más de un minuto para ir a clases; era ella la encargada de que tuviéramos pulcritud al llevar nuestro uniforme; en fin, ella era la que ponía orden. Cuántos de los que estamos ahora aquí y tenemos hijos, no desearíamos que tengan una Doña Olga en sus colegios como la que tuvimos en nuestra época colegial. Gracias Doña Olga, por todo lo que hizo por nosotras.  

Y amarle pude al Sol de la Existencia, se habría apenas soñadora el Alma, perdió mi pobre corazón la calma desde el fatal instante en que le hallé… Sus palabras sonaron en mi oído como música blanda y deliciosa, subió a mi rostro el tinte de la rosa, como la hoja en el árbol vacilé… Este es uno de los tantos poemas, con los que recordamos a la Lic. Margarita Mejía de Kaviedes. Solo ella pudo crear un romance entre nosotras y la literatura, nos hacía vivir intensamente sus clases. Una mujer con mente clara y despierta que sabía enlazar el mundo clásico con los problemas e inquietudes de nuestro tiempo. Con la sencillez de sus clases, nos hacía participar de su discurso. Ella fue la culpable de que quisiéramos que nos enamoren con cartas de amor y poemas al oído. Disfrutamos tanto de su compañía.

Nosotros,  queremos esta noche, demostrar la admiración que profesamos por ustedes, siendo motivo de orgullo y regocijo, el saber que siempre contaremos con la consagración de los maestros como ustedes, que contribuyen a edificar la ciudad que soñamos.

Como bien lo reseñó el famoso sabio Pericles,  “… los ingenieros construyen grandes obras, los arquitectos elaboran bellos diseños, los militares defienden al pueblo, pero, los maestros embellecen el alma”.

Esta pues, fue la labor de ustedes: embellecer nuestra alma. Esta labor sagrada se complementa con el ejemplo y la pasión que ustedes nos proyectaron y que fue un fuego de inspiración que se anidó en nuestros corazones para cultivar nuestras ilusiones.

La verdadera recompensa del Maestro, no es la monetaria, sino la íntima satisfacción de contemplar el triunfo de aquellos que contribuyó a formar, desde los encendidos líderes de los pueblos, hasta el austero jefe de familia, que edifica la suya con idénticos principios adquiridos en sus tiempos de estudiante.

Hoy estoy convencida que ningún reconocimiento, o ninguna medalla, será suficiente para valorar tan hermosa labor.  Su ejemplo de vida perdurará  en nuestras mentes, por siempre…
Ab. Lelia Valdivieso Zamora
Manta, 11 de septiembre de 2015

Muchas gracias….!
Miércoles, 16 de Septiembre de 2015 10:51. Islas Galápagos ;?>

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris